BIENESTAR PERSONAL

DESARROLLO PERSONAL > BIENESTAR PERSONAL

PROGRAMA EDUCACIONAL DE BIENESTAR PERSONAL

HABILIDADES ESENCIALES PARA APRENDER A VIVIR EN PLENITUD


FUNDAMENTACIÓN

La sociología, las ciencias políticas, la economía, la psicología, la educación, el marketing, etc. van reconociendo cada vez más la importancia del lenguaje en sus respectivas áreas. Este fenómeno tiene su origen en la globalización del mundo y los mercados, la rapidez de los cambios tecnológicos, la sofisticación de las comunicaciones y la crisis de las estructuras tradicionales. Todo esto nos lleva a desarrollar cada vez más la habilidad de anticiparse a los hechos y de ofrecer propuestas creativas para vivir una vida con sentido.

No podemos confiar en nuestro "sentido común" porque nuestro sentido común proviene del pasado y en él vivimos nuestras vidas bajo condiciones permanentes de stress, miedos, resignación, aislamiento. Necesitamos inventar un “nuevo sentido común” para vivir en serenidad y ser efectivos en un mundo que, más de una vez, no tiene sentido fuera de nuestras viejas interpretaciones.

Estamos en una época de extraordinaria conectividad. Pero no podemos decir necesariamente que nos comunicamos mejor o que tenemos una relación más efectiva con los demás, con nosotros mismos y/o con el misterio de la vida.

Si podemos darnos cuenta del cambio que estamos viviendo, podemos comenzar a preguntarnos qué posibilidades tenemos dentro de él. Es el momento de revisar la adultez como un mundo de habilidades que no se logran solo por el paso del tiempo, sino que se conquistan a partir del desarrollo de maneras de ser específicas, y la decisión de revisar la manera particular en que interpretamos y nos conducimos en cada área de nuestra vida.

Como adultos, vivimos en múltiples áreas de interés permanente. Nuestra plenitud depende de que alcancemos la capacidad suficiente para ponernos en acción en cada una, hasta lograr satisfacer y sostener nuestras propias inquietudes y necesidades.

En cada momento de la vida nuestros valores y nuestras inquietudes cambian. No somos los mismos ni requerimos lo mismo a cualquier edad. Reconocer qué es importante para nosotros según el momento que estamos atravesando, se convierte en una competencia fundamental para alcanzar sentido y desarrollar una identidad de valor.

PROPÓSITO DEL PROGRAMA DE BIENESTAR PERSONAL


El propósito del programa es desarrollar una propuesta educativa que sea efectiva en la generación de habilidades de Adultez.

La adultez es el juicio que hacemos cuando vemos a alguien que se hace cargo de los intereses y preocupaciones que tiene en el momento de vida en el que se encuentra.

Nadie puede evitar ninguno de esos dominios de intereses, la vida nos pone en ellos, son permanentes e inevitables para todos nosotros.

No queremos decir que hacerse cargo de estos dominios; esto es, ser un adulto en ellos, requiera alcanzar la excelencia en ellos. Mas bien, ser un adulto y hacerse cargo es un juicio de competencia al tratar nuestras propias incompetencias y competencias en esos dominios de interés. Hacerse cargo implica aceptar la necesitad de tomar acción, actuando uno mismo para alcanzar lo que se propone, aceptando que uno no sabe lo que necesita saber para tomar acción y entonces se hace cargo pidiendo ayuda (en la relación con la adolescencia de los hijos, por ejemplo) o delega en otros el tomar acción en ese dominio, aunque sea uno mismo el que necesite cuidar un resultado determinado (por ejemplo, contratar un contador ante la incompetencia para hacerse cargo de la relación con el dinero y las finanzas)

Esos dominios o áreas de interes inevitables de la adultez, los tomamos de la investigación del Dr. Ing. Fernando Flores Badra, padre del llamado “diseño ontológico”, y son:

  • La familia
  • El trabajo, carrera
  • El dinero
  • El tiempo libre, el juego, el ocio
  • La espiritualidad
  • El cuerpo y el bienestar
  • La sociabilidad
  • La pertenencia
  • La dignidad
  • La trascendencia
  • La autoconfianza
  • La situación, la época, la historia
  • La Mundo, los mundos

A partir del reconocimientos de estos dominios como áreas de preocupaciones para todos los adultos, distinguimos tres dimensiones constitutivas de una persona adulta: Plenitud, Autoconfianza y Trascendencia.

Son evaluaciones sobre cómo una persona participa en los trece dominios de intereses simultáneamente y a lo largo de su vida. Una persona adulta tiene plenitud cuando puede sostener un compromiso aceptable en todos los dominios de interés. Tiene autoconfianza cuando ha desarrollado la fuerza para correr riesgos de tomar acciones nuevas y también es conciente de sus límites en cada área y puede pedir ayuda. Y desarrolla trascendencia cuando es capaz de proyectar sus elecciones más allá del tiempo de vida que pueda tener, creando sentido también en construir un legado, como regalo de vida y posibilidades para los que existan cuando ya nos hayamos retirado de la vida. Cada uno de nosotros morirá, mientras el mundo con otras personas y en otros tiempos posteriores, seguirá sin nosotros. Dar ayuda a otros para que se hagan cargo de los intereses que ellos son implica trascender mi propia vida. Trascendemos en la herencia de posibilidades que somos capaces de crear para las generaciones futuras.

Durante cada etapa del programa de entrenamiento nos haremos cargo de revisar, rediseñar y poner en marcha nuevas acciones en las áreas que cada participante declare que necesita trabajar, en su compromiso de vivir con mayor plenitud. Esa decisión es de cada participante. Nosotros no podemos elegir qué es bueno hoy para cada participante.

¿Qué necesitamos hoy para dejar de sobrevivir y empezar a vivir plenamente? Vamos a explorar juntos cómo desarrollar plenitud.

Solo así podremos entrar en la gratitud, el disfrute y el amor.


METODOLOGÍA


Este programa es vivencial ya que no está orientado a incentivar o engrandecer el "saber" de los participantes, sino a explorar nuevos modos de ser, para generar prácticas diferentes hacia nuevos resultados. Pensar creativamente sobre estos principios básicos lo llevará a otras maneras de relacionarse con los problemas de todos los días.

La base del Programa de Bienestar Personal es transformacional. Esto significa que el programa provee a cada participante, comprometido con su aprendizaje particular, de una experiencia educacional que le permitirá aprender las habilidades emocionales indispensables para lograr lo que quiere.

En este proceso hay tres niveles que son claves:

  • El primero pone el foco en cambiar la relación con el futuro y poder reconocer emocionalmente que usted tiene más posibilidades que las que puede ver. Es el descubrimiento del mundo emocional y de los hábitos que me limitan. Es la puerta de entrada a una nueva sensación de apertura, gratitud por estar vivo y alegría por ver nuevas posibilidades a futuro.
  • El segundo nivel tiene como meta principal que usted tome acción con lo que más le importa, atravesando las creencias limitantes y los miedos que más interfieran con sus deseos, aprendiendo a confiar y a acompañar a otros en sus desafíos. Es la oportunidad de aprender a convivir con otros, pidiendo, mostrando lo que hace falta, y creando compromisos con la posibilidad que cada uno es, no solo con lo que cree que sabe o tiene como hábito. El objetivo emocional de este nivel es el de recuperar la pasión por vivir y el sentido de urgencia. La vida es un regalo. Somos seres finitos. Tenemos un tiempo para crear sentido y dejar huella.
  • La tercera etapa tiene dos objetivos centrales: convertir en hábito la habilidad de ver nuevas posibilidades para cada área de la adultez y desarrollar la capacidad de trabajar en equipo y convivir en redes de aprendizaje continuo. Es el momento para diseñar concretamente qué nuevos compromisos voy a asumir en cada área de mi adultez. Qué ayuda de la red de participantes puedo necesitar, y cómo voy a contribuir con mi equipo para que todos lleguen a lo que se propongan. Es la vivencia de vivir en una amistad existencial que inspira y sostiene una red continua de aprendizaje y transformación. El foco emocional es hacer de la alegría, la gratitud y la serenidad el nuevo contexto emocional para la vida.

En todo el recorrido del programa se respetan las individualidades y los valores de cada participante. No es necesario “dejar de creer” en lo que cada uno considere importante para sí mismo. Tampoco el programa generará una manera de ser en donde todos los participantes crean en las mismas ideas o compartan las mismas maneras de expresarse. Consideramos la individualidad y la diversidad como riquezas fundamentales del ser humano.

Entonces… ¿En dónde, siendo todos diferentes, haremos contacto?

Partiremos de un principio fundamental que consideramos es un valor central dentro del ser adultos. Lo llamamos Posición de Responsabilidad, como lo opuesto a una manera de ser y un modelo tradicional en donde la gente, interpretándose a sí misma como víctima de sus circunstancias, vive en la idea que “el afuera” provoca que yo esté como estoy, no que yo lo genero de alguna manera (haciendo lo que hago o dejando que otros hagan). Mi estructura de interpretación es la que está determinando la realidad en la que vivo. Para poder re – diseñarnos, necesitamos enfrentarnos con nuestra mirada sobre cómo somos o hemos sido hasta hoy. No está solo en el hacer, sino en quién soy. Y una de las maneras de reconocerlo es preguntándome: “¿Quién dice eso que yo estoy diciendo?, ¿Qué interpretación sobre mí me hace creer en lo que estoy creyendo?”

La única diferencia entre vivir en resignación a vivir creando posibilidades en el medio de navegar la incertidumbre, está en la interpretación que le doy a las cosas.

La posibilidad existe como una invención FUERA de la inercia de los hábitos aprendidos de mi historia. “EXIT-O” es animarse a salir y crear la vida desde fuera de los mandatos del pasado. Es confiar en que se puede, aunque tenga que atravesar mis miedos para lograr rediseñar el futuro al que aspiro. Es aceptar que no estoy solo y que lo que YO no puedo, juntos lo podemos alcanzar.


HABILIDADES A DESARROLLAR EN EL PROGRAMA


Para diseñar la vida que quiero es necesario reconocer:

  • Qué quiero cambiar
  • Qué quiero preservar de lo que tengo o he logrado hasta hoy

Los 3 ejes en donde se desarrollarán las habilidades para lograrlo son:

  • Aprender a tener Conversaciones de valor
  • Manejar mis Estados de Ánimo negativos
  • Abrir nuevas Posibilidades para mí y para mi entorno

Desde esta base se crearán las condiciones necesarias para desarrollar la propuesta del programa:

  • Disponerme a Aprender, dando autoridad a quienes considere puedan guiarme en el proceso.
  • Abrirme a vivir en red; es decir, conversando con los demás, aceptando las diferencias y reconociendo el valor en cada contacto.
  • Diseñar nuevas prácticas que con el tiempo servirán como base para las nuevas habilidades emocionales y relacionales con las que quiera vivir (ser responsable de mi propia vida, ser una posibilidad valiosa para otros, vivir en gratitud y en abundancia, etc.)

OBJETIVOS DEL PROGRAMA


  1. Aprender a identificar qué habilidades caracterizan la adultez y reconocer en cuáles soy competente y cuáles necesito desarrollarme más o hacer cambios específicos.
  2. Evaluar desde qué emocionalidad vivo mi vida hoy y qué hábitos me impiden vivir como quiero
  3. Identificar qué decisiones es necesario tomar para alcanzar o desarrollar mayor bienestar en mi vida como adulto responsable de mi vida.
  4. Declarar una visión de futuro que promueva el entusiasmo y el sentido en mi presente.
  5. Alcanzar mayores niveles de intimidad en mis relaciones fundamentales.
  6. Convertirme en una persona con mayor nivel de impacto positivo en mi vida y la de otros.
  7. Valorar la necesidad de crear comunidades de aprendizaje en donde pueda desarrollar la capacidad de vivir en serenidad y en alegría.

HABILIDADES A DESARROLLAR


  1. Habilidades emocionales y conversacionales para vivir en red.
  2. Desarrollar la capacidad de riesgo y de ir más allá de los prejuicios y hábitos de miedos o desconfianza.
  3. Aprender a vivir la vida aceptando emocionalmente la muerte como fuente de sentido y de urgencia por el tiempo presente.
  4. Crear un compromiso con mi vida, poniendo mi dignidad en el centro, a partir de decidir qué valores definen quien soy y decidir hacia donde dirigir mi actuar.
  5. Diferenciar el defender una imagen como expresión del miedo al rechazo vs. el diseñar y elegir una identidad armando un plan de acciones para instalarla en el mundo.
  6. Aprender a medir mis resultados mirando más allá de mi sentir personal, aprendiendo a escuchar qué genero en otros, como una contribución a tener más conciencia de mi impacto y generar mayor contribución.
  7. Reconocer el respeto y el amor como fuente de apertura a una manera de ser más expansiva y posibilitadora en mi relación conmigo y con los demás.
  8. Enfocarme en servir, mirando a los demás desde una visión más posibilitadora que la que ellos tengan sobre sí mismos. Reconocer la solidaridad como el amor por la gente que uno no conoce y cultivarla.
  9. Reforzar el aprender a vivir en el presente, mirando al futuro y sus posibilidades con alegría y en serenidad con lo que no puedo cambiar.

Este programa no es terapia psicológica ni se relaciona con la psicología grupal. Parte de un modelo educacional innovador que a través de la generación de nuevas experiencias, recuperando nuestra capacidad de “aprender a aprender”, propone un conjunto de distinciones relacionadas con la comunicación, la creación de realidad, la generación de relaciones efectivas y la transformación permanente, tendientes a lograr resultados sin precedentes como base de una vida que valga la pena vivir.

En un contexto de intimidad, usted será invitado a desafiar sus creencias, a reconocer y confrontar aquellos hábitos que lo limiten y a tomar compromisos con decisiones que cambien el curso de lo predecible hacia nuevos escenarios de posibilidades, que sean el reflejo de la serenidad y la alegría que pretenda alcanzar o reforzar para el desarrollo de su bienestar personal con impacto en su entorno.

La invitación es a que Ud. participe activamente de todo el programa. El programa es uno solo, su duración aproximada es de:

  • Primer nivel: 3 días
  • Segundo Nivel: 4 días
  • Tercer Nivel: 2 meses

Entre un nivel y otro y entre la apertura y cierre del tercer nivel, los participantes son invitados a vivir cada uno en su propia realidad, enfrentando los desafíos diarios que a todos nos toca vivir, siendo estimulados a poner en práctica las nuevas habilidades y sensibilidades aprendidas durante el programa. Apuntamos a crear nuevas habilidades emocionales por lo que la duración aproximada entre el primer nivel y el cierre del tercer nivel, con los tiempos intermedios entre cada etapa, es de 9 meses a un año. Ese es el tiempo necesario para, participando activamente de los nuevos aprendizajes y sosteniendo con disciplina las nuevas prácticas, la creación de nuevas maneras de ser y habilidades de bienestar que se convertirán en el contexto de su sentir para el resto de su vida.

Este programa ha sido probado en Argentina y otros países de Latinoamérica con altísimos niveles de participación y logros. Nosotros nos ponemos a su servicio y al de la gente que es importante para Ud.

Tenemos una sola vida. Aprender a vivirla es el desafío de todos y cada uno. Sabemos cómo hacerlo, respetando las diferencias y desarrollando bienestar desde su propia libertad. Esto es lo que somos, Ud. puede confiar en esto. ¿Si no es Ud. el que se comprometa con su vida, quién puede hacerlo? ¿Si no lo hace ahora, cuándo? Conversemos… ¡Estamos a tiempo!

DIRIGIDO A:

Profesionales de todas las áreas principalmente, salud, educación y empresarios, interesados en ser fuente de cambio para ellos mismos y su entorno.
Coaches y estudiantes de carreras de coaching.
Para todos aquellos que estén interesados en aplicar los principios y fundamentos del pensamiento sistémico en su propia vida.

Cupos Limitados (No es requisito tener conocimientos previos de coaching o haber participado en talleres de constelaciones para poder participar. El entrenamiento sistémico tiene la calidad de una propuesta de post-grado. No forma ni habilita a ser un coach profesional ni un constelador sistémico).
× Consultanos